La Conversión de Maquinaria Tier IV-intermedio Lo Mejor de la Industria

El Asunto – Después de haber experimentado la llegada y las implicaciones de los motores “Tier IV-intermedio” en el mercado Estadounidense le puedo decir que ha sido un cambio grande del juego! Hace varios años se trataba de una discusión conceptual y hoy es la realidad como los inventarios Estadounidenses de todas las marcas y modelos se convierten en un problema para los dueños, casas de las flotas de alquiler y contratistas que han comprado esta maquinaria entre 2010 – 2014. El flujo histórico de maquinaria pesada de la construcción desde las flotas basados ​​a los EE.UU. hacia América Latina, África y otros mercados del exterior casi ha paralizado ya que los compradores internacionales evitan el último modelo de “Tier IV-intermedio” con equipos emisiones y requieren combustible especial de bajo azufre.


La solución: Conversión y Exportación
– la mejor manera de resolver el problema de los grandes inventarios es convertir aquellos motores “Tier IV-intermedio” mediante la eliminación de los equipos de las emisiones, la reprogramación de las computadoras y haciéndolos listo para su uso en los mercados tradicionales de Estados Unidos.
La mejor solución que he visto hasta la fecha proviene de Volvo y consiste en la eliminación completa de todos los equipos de las emisiones a partir del turbo y adelante, tapar los agujeros correspondientes, la instalación de un silenciador tradicional / escape y, finalmente, volver a reprogramar su computadora, “informando” el motor de que ahora es un “Tier Nivel Cero” y capaz de utilizar los combustibles diesel disponibles en los mercados internacionales. ¿Por qué es la mejor que solución que he visto hasta la fecha? En pocas palabras, porque después de la conversión, las máquinas ahora “paracen” como los mismos modelos que están entregando a los mercados in el exterior por los distribuidores locales. Cualquier otra cosa sería recibida con escepticismo por un mecánico local. Actualmente Volvo promueve de que la conversión se realiza por los Distribuidores de Volvo en el país de destino…de igual manera, todos los fabricantes aquí en EE.UU. tienen el mismo mensaje del cumplimiento de las reglas de la Agencia Estadounidense de la Protección Ambiental (EPA) frente a un fuerte deseo de reconstruir el flujo histórico de los equipos usados hacia nuestros tradicionales mercados internacionales.

Otros fabricantes no están tan enfocados en la búsqueda de una solución en lo que podemos decir. Marcas como Caterpillar y John Deere son defensores acérrimos de mantener distribuidores enfocados en soluciones “en canal”, es decir “todo atraves de los distribuidores autorizados locales. CAT en particular, no promueve cualquier escenario donde un distribuidor autorizado Estadounidense estaría involucrado en la venta de equipos usados con destino a otro mercado: en sus ojos ese trabajo es únicamente para CAT Used Equipment Services Inc Maquinarias Services Inc (CUESI). Esto deja a las conversiones de los motores de estas otras marcas en las manos de empresas e mecanicos independientes, partes/repuestos “del mercado secundario”, y le falta el “software” crítico para reprogramar las computadoras. En mi opinión no son buenas opciones, ya que podrían comprometer la funcionalidad y el rendimiento del equipo.
Para investigar más sobre el proceso de Volvo en un video